Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales a través movimientos suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa. Para ello tenemos que tener un estudio exhaustivo de la anatomía y fisiología del sistema linfático.

El drenaje linfático manual se realiza con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Además mejora de manera general el estado de salud y beneficia el sistema nervioso además de reforzar el sistema inmunológico.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted